La Acropuntura o Manopuntura es una especialidad de acupuntura, éxito del doctor coreano Tae Woo.


En el cuerpo humano existen diferentes microsistemas, en los cuales está reflejado todo el organismo. Los más conocidos son la Acupuntura, Auriculopuntura, Reflexología Podal y Facial y la Manopuntura. 

En 1971, el doctor coreano Yoo Tae Woo descubrió la relación refleja que existía entre los puntos de la mano y determinadas zonas del cuerpo, cuando teniendo un fuerte dolor de cabeza, se apretó la yema del dedo corazón, observando con asombro que el dolor de cabeza desaparecía completamente. Este descubrimiento le impulsó a investigar a fondo esta relación consiguiendo descubrir, con gran precisión, la localización de todos los meridianos y los puntos que existen en el cuerpo, en la mano.


El método de tratamiento consiste en la utilización de un microsistema de zonas y puntos de correspondencia a micromeridianos de acupuntura, situados en las manos, y que se pueden estimular con una gran variedad de métodos: agujas, ventosas, imanes, moxa,o con presión manual para conseguir el efecto deseado.

De esta forma, la Manopuntura se basa en dar un estímulo sobre zonas y puntos en las manos y se practica con el fin de promover la capacidad curativa en cada persona utilizando una sencilla estimulación.

 Este tipo de estímulo ofrece numerosos beneficios: actúa sobre el sistema nervioso y el endocrino, mejora la circulación, alivia el dolor, el estrés y el cansancio; mejora las contracturas musculares, enfermedades psicosomáticas como asma, úlcera, alergias, etc.

Además, mejora la vitalidad y estimula el sistema inmunitario.